NotiGenerales

Bienvenidos a nuestro sitio donde encontraran informacion de interés respecto a Anses

viernes, 22 de abril de 2022

Le tiraron ácido para robarle y pide ayuda para dar con los culpables: “El dolor es impresionante”

-
Jéssica Alarcón esperaba el colectivo en la localidad de San Justo, en el partido de La Matanza, al oeste del conurbano bonaerense, cuando fue atacada por delincuentes que le arrojaron ácido para robarle su bolso. En diálogo con TN contó cómo fue el terrible momento de la agresión que vivió y cómo se recupera.

“Fueron tres segundos que se me incendió todo. Es impresionante el ardor que se siente, no puedo dormir”, dijo la mujer entre lágrimas y suplicó que si alguien vio algo se acerque a la Policía para tratar de encontrar a los responsables y esclarecer el hecho.

Vi un chispazo y pensé que me había quemado con el cigarrillo. No sé si fue humo, fuego o qué. Fueron tres segundos que se me incendió todo”, relató la mujer. “Pasaron dos o tres autos que me dijeron que me saque la ropa. Yo estaba con dos camperas de algodón gruesas porque hacía frío, y atiné a sacármelas”, contó.

Después de sacarse la ropa y quedarse en corpiño, Alarcón comenzó a pedir ayuda. A esa altura, los ladrones ya le habían robado su bolso. Ella sentía ardor, pero no entendía bien qué le había pasado. “Si me venían a pedir el bolso, se los hubiese dado, no llegué a ver nada”, dijo Alarcón.

Al cabo de unos minutos, pasó un móvil policial que la trasladó al Hospital Paroissien. Lo que le habían tirado era ácido. “Tengo quemaduras de 9 grados en la espalda”, especificó Alarcón a TN. “Ahora me duele todo, pero podría ser mucho peor, me podría haber muerto quemada”.

-La recuperación tras el ataque con ácido

Luego de que le realizaran las primeras curaciones en el Hospital Paroissien, a las pocas horas le dieron el alta. Fue a su casa, pero no pudo dormir, así que volvió al Paroissien, donde la dejaron internada durante 24 horas. Después la atendieron en el Hospital del Quemado.

Los doctores que la atendieron le dijeron que lo que le arrojaron tiene que haber sido un tipo de ácido. “Si hubiese sido fuego, sube, y a mí el pelo no se me quemó”, explicó Alarcón. “Además, me siguió quemando, por eso creen que es ácido”, agregó.

Entre lágrimas, Alarcón dijo que el dolor es “impresionante”, y que no se lo desea a nadie.

En este momento, está con reposo total, no puede trabajar y está yendo al hospital de González Catán, donde le realizan curaciones diarias y toma remedios para el dolor.

Alarcón pide que si alguien vio algo, por favor se dirija a la Policía para dar con los responsables, ya que ella no pudo ver nada. “No puede ser que estés esperando el colectivo y te pase esto, que te hagan esto es demasiado”, cerró.

Fuente: Tn

-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario