"La idea fue llegar a quienes más lo necesitaban y poner dinero en el bolsillo de los argentinos y las argentinas que menos tienen en términos económicos", explicó la titular de Anses, Fernanda Raverta.

De todas formas la Anses ya está evaluando más de 42.000 reclamos de personas que se acercaron a sus oficinas para pedir la inclusión en el programa.

"Hasta fin de mes estamos recibiendo reclamos en las oficinas de manera presencial. Si tuvimos algún problema en el cruce de información con algún organismo se pueda saldar con una nueva evaluación de la situación", aseguró.

¿Qué casos se analizarán?

Un ejemplo podría ser el caso de una persona que hubiera sido dada de baja de una cobertura de medicina prepaga -condición excluyente para recibir el Refuerzo-, que tiene el talonario de la baja pero que esa cobertura aún figurara vigente en la Superintendencia de Salud.

A diferencia de lo que fue la inscripción al IFE, el Refuerzo de Ingresos contó todas las oficinas de Anses abiertas todos los días -inclusos sábados- para llegar a aquellas personas que prefirieran ir presencialmente, aunque casi el 98% de los casi 12 millones de personas que buscaron inscribirse lo hizo a través de la web.

Los motivos para denegar el Refuerzo incluyeron la inscripción de trabajadores en relación de dependencia, jubilados y pensionados que se inscribían pensando que se estaban escribiendo al bono de ellos, menores de 18 años y personas con consumos en tarjetas de débito o crédito mayores a los dos salarios mínimos, entre otros criterios socioeconómicos.

El cronograma de pago de la primera cuota de $ 9.000 para trabadores continuará este lunes 30 de mayo con los beneficiarios con DNI finalizado en 6; el martes 31 con los DNI terminados en 7; el miércoles 1 de junio con los terminados en 8; y el jueves 2 de junio con los finalizados en 9.

fuente A24